EL TURÓ DE L'HOME (por Mosqueroles)

El Turó de l’Home es la cima más alta del macizo del Montseny, ubicado en la provincia de Barcelona, Cataluña, España. Con una altitud de 1.706 metros sobre el nivel del mar, es un destino popular para excursionistas, ciclistas y amantes de la naturaleza debido a sus impresionantes vistas panorámicas y su entorno natural. El pico y las montañas cercanas se encuentran en la divisoria de aguas entre la riera de Santa Fe y el nacimiento del río Tordera. Su alto, por carretera pavimentada, es la ascensión más dura de todas las de la zona que comprende el macizo del Montseny.
En relación con el ciclismo, el Turó de l’Home ofrece una desafiante ascensión tanto para ciclistas de carretera como de montaña. La carretera que lleva a la cima es conocida por su pendiente constante y exigente, lo que la convierte en un desafío emocionante para los ciclistas de carretera que buscan poner a prueba su resistencia y habilidades en la montaña. El ascenso está olvidado para grandes pruebas ciclistas.
Cycle Route 4483456 - via Bikemap.net
Se trata de una escalada larga, la cual tiene dos ascensiones desde la población de Sant Celoni. Es posible su escalada por Santa Fe del Montseny (hasta tomar el cruce a la cima) o por el pueblo de Mosqueroles y la Costa del Montseny, subida similar, pero más exigente y que analizamos en esta entrada.
Fuente: altimetrias.net
El puerto en total tiene una longitud de 25’6 kms. con una media del casi el 6%, y unos últimos 6 kms. con porcentajes entre el 8 y el 15%. El desnivel a remontar es superior a los 1300 mts.
Desde el municipio de Sant Celoni compartiremos durante casi 4 kms. la ruta de Santa Fe del Montseny (que también se puede enlazar con El Turó de l’Home), muy llevadera y que nos va a permitir ir tomando paulatinamente el ritmo de muestra ascensión, hasta llegar a esta rotonda.
Las medias, suaves, se sitúan entre el 2 y el 4%, por una vía ancha y en perfecto estado. Pasamos por varios núcleos de población diseminados en el recorrido. También tenemos referencia visual del objetivo, al fondo de la imagen.
El ascenso tiene una orientación clara hacia el norte, siguiendo BV-5114 y pasados los 4 kms. iniciales comentados, seguiremos por la BV-5119, dirección Mosqueroles. Al principio suele haber bastante tráfico, especialmente en la ruta que conduce a Santa Fe del Montseny.
Situados en Fogars de Montclús cogeremos la carretera de la izquierda que nos conducirá a uno de los rincones más atractivos de la Sierra y el Parque Natural del Montseny. Las características de la vía continúan siendo buenas
Primera rampa dura en el km. 5 junto con un ligero descanso que se repetirá tres kilómetros más adelante, en la zona de Mosqueroles. Estas rampas llegan al 9-10%.
Del km. 7 al 9 las medias son duras, entre el 7-8%, para continuar los siguientes kms. algo más cómodos, entre el 4-5%, medias más suaves gracias a varios descansos.
Sobre el km. 11 llegamos a la Costa del Montseny y nos encontramos con los primeros kms. exigentes en cuanto a media, con cotas máximas cerca del km. 12 al 11-12%. 
A la izquierda dejamos el desvío que conduce al pueblo del Montseny, coll de Collformic y parte del coll de Santa Helena desde Sant Esteve de Palautordera.
Del km. 13 al 17 tenemos varios kms. con medias entre el 5-7%. La vía serpentea algo más con varias generosas curvas de herradura. Pasamos por varias zonas recreativas y tenemos referencia visual de la cima.
Pasado el km. 17, con unos porcentajes entre el 7-9%, atravesamos la zona recreativa y camping de Font Martina, el asfalto se hace más rugoso y bacheado. También se vuelve más estrecha la calzada.
Pocos metros después aparecen nuevas rampas, alguna del 15%, que se irán alternando con sucesivas curvas de herradura (en total 3 y bastante cerradas). Es un enlazado, entre un espeso bosque de pino negro, espectacular.
El trazado, tupido y espeso, deja pocos lugares para ver las impresionantes vistas del valle, pero de tanto en tanto hay pequeños huecos donde lo podremos observar.
Situados por encima de los 1000 metros, del espeso bosque de pino negro, entramos en un maravilloso hayedo, una de las impresionantes singularidades de la escalada, donde predomina el clima mediterráneo.
Zona muy exigente que decrece superadas las curvas citadas cercanas al Mirador de los Guaitadores, lo que deberemos aprovechar para mentalizarnos ante los 6 kilómetros finales, verdaderamente duros.
Última parte de la ascensión bien diferenciada donde se une mediante una pista asfaltada la ascensión por Santa Fe del Montseny (como también su variante por el norte, por Arbúcies). Para continuar hacia el alto giramos a la izquierda dirección El Turó de l’Home.
En el mismo cruce abordamos la primera rampa al 10% y enseguida reiniciamos la sucesión de herraduras, cercana alguna al 13%. Cambian mucho las características del trazado, ya que es una carretera parcheada y en mal estado, aunque en los últimos años el estado ha mejorado.
Ya castigados, a 4 kms. de coronar, pasamos por una nueva rampa durísima. Cabe recalcar que aparte de los altos porcentajes, el asfalto en tan mal estado provoca que la bicicleta no ruede con poca inercia.
El sector comprendido entre el km. 21 y 23 es el más duro del ascenso, con un trazado irregular, pero con rampas máximas que llegan al 12-13%.
Todo este tramo se hace eterno. También hay que tener en cuenta que suele soplar fuerte el viento en esta cota, sin zona boscosa para resguardarnos. A 3 km. ya intuimos el final del puerto viendo el refugio de la cima.
El tramo del km. 23 al 25 es menos duro, pero tiene rampas exigentes que hay que tener en cuenta. La media se sitúa entre el 7-8%.
El último km. está situado una vez pasada la caseta de la imagen, donde no tienen acceso los vehículos a motor. Su estado es deplorable y hay que ir con cuidado, especialmente en el descenso.
Aunque tiene una media aproximada del 5%, el inicio, después de la caseta, es una dura rampa al 10%, para voltear la colina donde se encuentra el Turó.
El último medio km. es prácticamente un falso llano. La pista asfaltada, en muy mal estado, acaba a los pies de las antenas, una de las señas de identidad de esta gran escalada.
Coronamos el alto a una altura de 1658 metros. Estamos delante de uno de los ascensos más duros del principado de Catalunya y un poco desconocido para el gran público por ser infrautilizado por La Volta a Catalunya o la Vuelta a España.
Desde la cima, como se observa en la imagen, tenemos impresionantes vistas de del Vallès, así como en días claros de toda la cordillera prepirenaica y pirenaica y el mar Mediterráneo.

2 comentarios:

  1. Hola! A dia de hoy, los últimos 6 km por fin asfaltados.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar