MONTCARO (por Tortosa)

El alto del Mont Caro es el gran puerto del sur de Catalunya. Una durísima ascensión no demasiado promocionada pero que cuenta con ingredientes para situarse al nivel de grandes altos que forman parte de la historia del ciclismo.
El puerto está situado en la cordillera prelitoral catalana, concretamente en el Parque Natural dels Ports, constituyendo el punto más alto de la provincia de Tarragona, en una zona realmente ventosa que puede ser incluso peligrosa llegar hasta la cima.
En la cima hay diversas antenas de telecomunicaciones. Hasta la cumbre y partiendo desde el municipio de Roquetes, llega una tortuosa pista asfaltada de 23 km (conocida como Camí de Caro), con un desnivel a tener en cuenta rozando los 1500 mts. y sobretodo a partir del km. 9 rampas la mayoría de ellas alrededor del 8-12%.
Fuente: altimetrias.net

Partimos de las inmediaciones de Tortosa y la depresión que forma la cuenca fluvial del Ebro para dirigirnos pasando el río hacia la localidad de Roquetes y seguidamente escalando esta dura ascensión en una orientación hacia el este.
Para ascender este gran puerto tarragonés cruzamos el puente colgante de Tortosa dirigiéndose dirección Roquetes y allí cogemos la T-341.
Se trata, sin duda, de uno de los puertos más duros e impresionantes de Cataluña. Una bella ascensión plagada de curvas de herradura al lado de la desembocadura del Ebro.
La primera parte del puerto, los 4 kms. iniciales, transitan por carretera rectilínea que nos conduce hacia los puertos de Tortosa-Beseit. Los porcentajes parten del 1 al 3%.
Aproximadamente en el km. 6 encontramos el desvío al Montcaro, dejando a la derecha la vía que conduce a Alfara de Carles.
Aumenta muy sensiblemente la dureza con porcentajes entre el 3-4%. La carretera es un poco más estrecha pero se encuentra en perfecto estado.
Después del desvío pasamos junto a una urbanización que con el paso de los metros pasa a ser extensiones de olivos. Cada vez estamos más cerca de la zona montañosa.
En el km. 6 pasamos un pequeño cambio de rasante junto a una canal de regantes que cruza la vía. Un pequeño punto de inflexión ya que la pendiente no bajará del 4% hasta coronar.
A derecha e izquierda encontraremos varios senderos sin asfaltar. No es hasta llegar a las inmediaciones del km. 9 que pasamos por la primera curva adentrándonos por fin en el Parque Natural.
La carretera está forjada en la roca añadiendo a la dureza. Durante mucho años esta pista asfaltada estuvo en muy mal estado, pero desde hace ya algunos años la pista está casi en su totalidad en perfecto estado.
El sector entre el km. 9 y 12 lo forman 3 kms. con una media entre el 8-10%. Primera zona exigente que consta de dos espectaculares curvas de herradura.
El km. 12-13 es algo más suave. Nuevamente 2 curvas de herradura enlazadas con una media entre el 7 y el 8%.
El km. 13 es realmente duro, con una media rozando el 10% y con cotas máximas del 12%. A la izquierda dejamos un punto de agua antes de cambiar de vertiente, que forma un balcón natural con fenomenal vista.
La dureza tiene continuidad hasta el km. 16 donde la media está entre el 8-9% con una rampa muy exigente pero no muy larga al 14%.
En este sector es donde se encuentra en el alto de una peña la famosa cabra salvaje. La vía serpenteante nos ofrece continuas imágenes espectaculares, donde contrasta la roca de la ascensión con la depresión que forma la ribera del Ebro.
Desciende un poco la pendiente cuando no aproximamos a la a la carretera del cargol, conocida por 6 curvas de herradura enlazadas.
El porcentaje hasta coronar el Portell del Cargol tiene una media entre el 6-7%. Un tramo donde ha sido final de etapa en la Volta a Catalunya.
Una vez coronado este pequeño alto en el camino llegamos a el único descanso de toda la ascensión. Algo más de un km. con una media por debajo del 4%.
Desde esta cota, con magníficas panorámicas, podemos ver la ciudad de Tortosa y el curso del Ebro hasta la desembocadura en su impresionante delta.
La pista forestal se estrecha dejando esta vertiente y pasando a una zona boscosa, que es donde se encuentra el descanso citado.
Aún se estrecha más cuando nos desviamos a la izquierda, dejando a la derecha la urbanización El Mascar. La pista se encuentra en bastante buen estado, aunque la podemos encontrar algo sucia y con gravilla.
Nada más iniciar la pista nos encontramos con dos curvas de herradura realmente duras, con medias que llegan al 15%. La media de estos 2 kms. están entre el 9-10%.
Por la situación geográfica del puerto el viento suele ser una dificultad muy a tener en cuenta. Es una zona de viento constante que incluso puede hacer peligrosa la ascensión.
Los últimos 2 kms. son más irregulares ya que aunque hay rampas duras por encima del 10% la media de este sector baja al 7-8%.
Aproximadamente a unos 500 mts. para coronar ya tenemos visible las antenas de la cima con unas últimas dos curvas muy cerradas y con mucho desnivel.
La pista en estos últimos metros es realmente estrecha y espectacular, un lugar ideal para realizar un final de etapa de alguna competición ciclista.
Finalmente coronamos este impresionante puerto, todo un hors categorie de casi 1500 mts. de desnivel a una altura de 1442 mts.
El alto cuenta con un mirador donde en los días soleados tenemos unas magníficas vistas de las comarcas de la Ribera del Ebro y el Montsià.

2 comentarios:

  1. Gracias por vuestra descripción. Es totalmente calcada a lo que nos encontramos kilómetro a kilómetro. Puerto magnifico, de los más bonitos que he subido nunca, con unas curvas de herradura preciosas.
    Nosotros lo hemos hecho este fin de semana (fin de Agosto 2020) Añado un comentario, si se tiene un día de viento fuerte como el que hemos tenido nosotros, la subida se hace épica. De la grupeta muchos tuvieron que poner pie a tierra en la subida por un golpe de viento. Se hace peligroso para subir y para bajar. Y aún así, recomendable, casi imprescindible. Gracias por vuestra crónica una vez más

    ResponderEliminar
  2. Gracias!!! Sí, sí...Es zona muy ventosa y peligrosa en ese sentido. Unos colegas fueron de Bcn hasta allí y del viento que hacía no pudieron subir. ¡Una locura!

    ResponderEliminar