PICO VELETA (por Güejar-Sierra)

El pico Veleta (3398 m.), el cuarto pico más alto de la Península Ibérica, tiene el honor de ser el alto de montaña asfaltada más alto de Europa, superando por bastantes metros a quienes reclaman este privilegio como el col de la Bonette (2802 m.) o el Rettenbachferner (2798 m.), en el Tirol austríaco. Su ascensión supone un reto mayúsculo, con un desnivel cercano a los 2700 m. si partimos de la preciosa ciudad de Granada.
El Veleta, junto al Mulhacén, son las cumbres más altas de la cordillera Penibética, situadas en la provincia de Granada, más concretamente dentro de Sierra Nevada. Su cima es reconocible por su característica forma de vela. Al situarse su imagen detrás de la Alhambra es, sin duda, uno de los lugares más fotografiados del mundo.
A las faldas del Veleta se encuentra la ascensión al observatorio IRAM (2845 m.), como también una gran parte de los dominios esquiables de la Estación de Esquí de Sierra Nevada. Desde la localidad de Pradollano parte una pista asfaltada en buen estado hasta pocos metros antes de coronar, con tramos de piedras y arena complicados para bicicleta de carretera.

La ascensión cuenta con diferentes vertientes, así que decidimos realizar la que quizás compagina belleza pero también dureza, pasando por la localidad a los pies del río Genil de Güejar_Sierra. Desde la localidad de Granada tendremos que realizar la madre de las ascensiones con 44,3 kms. con una media del 5,7%. Remontaremos la friolera de cerca de 2600 m., muy lejos de la anterior subida con mayor desnivel realizada por delante del Grand St. Bernard, con aproximadamente 1900 m.
La ascensión la iniciamos en el cruce entre la A-395 y la GR-3200 partiendo de Granada, encontrando el cruce en el municipio de Pinos Genil. La A-395 es la carretera preferente para ascender Sierra Nevada, y es, por tanto la vertiente más común para vehículos a motor.
Giramos a la izquierda en el cruce citado (GR-3200) para continuar en un inicio irregular con porcentajes entre el 3 y el 7%. La vía es ancha en estos primeros compases así como bastante transitada.
La vía transita paralela al embalse de Canales -al fondo de la imagen-, con un recorrido bastante ondulado y expuesto al sol.
Del km. 7 al 12 (una vez llegamos a la localidad de Güejar-Sierra) cambia bastante la dinámica del inicio. Aunque sigue siendo un sector irregular, el recorrido mezcla falsos llanos junto con rampas tendidas, sin apenas complicación.
En la población finaliza la GR-3200 pero continua una pista asfaltada y estrecha paralela al río Genil. Primera zona pintoresca, entre robles y castaños, donde pasaremos un par de túneles en el denominado Camino del Castañar.
Es una zona algo incierta, ya que escasean las indicaciones. En nuestro caso seguimos dirección el Hotel del Duque, que da acceso a Sierra Nevada como también por el túnel de la derecha, en su vertiente por Haza Llana.
Pasado el puente sobre el río Genil atacamos la ladera opuesta (del km. 12-19 aproximadamente). Es el sector donde se encuentran las rampas más duras de la maratoniana ascensión.
Del km. 13 al 15 realizaremos los tramos más exigentes, con porcentajes medios entre el 9-11% pero con cotas máximas que incluso superan el 15%. Realizaremos un sinfín de curvas de herradura por zona boscosa que conforme cogemos altura se irá disipando.
El resto de kms. hasta conectar de nuevo con la A-395 (km. 20) son intensos -sobre el 7-8%- pero no tienen la intensidad de los anteriores. Coronamos el collado de las Sabinas por encima de los 2100m., aún con la friolera de unos 1200 m. por realizar.
El recorrido de esta vía no es el único acceso asfaltado a las instalaciones de esquí de Sierra Nevada, ya que también se puede ascender por Dornajo. Asimismo, la A-395, es una carretera ancha y lisa y con porcentajes similares entre el 6-8%.

Mirando hacia atrás tenemos magníficas vistas del valle con Granada al infinito. En cambio, hacia adelante, tenemos perfecta visión de la población de Pradollano, que forma parte del complejo de deportes de invierno y que dejaremos a la derecha continuando por la A-395.
Con una perfecta referencia visual de nuestro objetivo como del centro IRAM, continuamos con porcentajes entre el 6-8% en la zona boscosa de Los Prados del Aire para superar el collado del Diablo.
Después de una generosa curva de herradura la vía se dirige decididamente hacia el suroeste, por la vía que se intuye en la parte superior de la imagen sin apenas vegetación.
La carretera bordea la localidad de Pradollano donde se encuentran diferentes albergues. Finalmente a unos 11 kms. para coronar llegamos a la zona de Hoya de la Mora.
Tropezamos con una barrera junto al albergue militar Capitán Cobo y una caseta de interpretación del Parque Natural. Los próximos 5 kms. se estabilizan alrededor del 6% de media.
Esta fase final, por encima de los 2500 m., es la parte más espectacular del puerto. Un final por un terreno casi imberbe entre arena y roca de diferentes tonalidades que nos encantó.
A partir de este momento entremos en el dominio del Parque Natural (GR-450) pero nos sorprende el buen estado de la pista asfaltada hasta poco menos de 2 kms. de coronar. Dejamos una primera estación astronómica, en el denominado Mojón del Trigo.
Pocos metros más tarde veremos la escultura dedicada a la Virgen de las Nieves. Al fondo vemos el gran radar de las instalaciones astronómicas de IRAM, que con una altura de 2850 m. podría ser la segunda pista asfaltada más alta de Europa y posible final de la Vuelta a España.
Superamos la inmensa montaña realizando infinidad de horquillas que circulan por el terreno esquiable de Sierra Nevada. Mientras escalamos es fácil desviarse hacia el observatorio IRAM y zona detelesillas de Los Borreguiles, ya que no hay ninguna indicación.
En un terreno arenoso, casi lunar vemos en el lado izquierdo de la imagen las instalaciones de esquí de Borreguiles (desvío a unos 10 kms. de coronar aproximadamente), junto a los radares del IRAM, y en el lado opuesto las curvas de herradura que remontan en forma de espectaculares curvas para aproximarse a la cima del pico Veleta.
La tónica de la pendiente está muy estabilizada entre el 6-7% pero conforme nos acercamos a la cima la calidad del asfalto es cada vez más rugoso, deteriorado y al final ni existe. También hay que tener en cuenta que suele ser un lugar muy ventoso.
La degradación de la calidad es progresiva. Podemos ir salteando los socavones hasta poco menos de 2 kms. para coronar cuando desaparece el asfalto y circulamos por una pista de arena ciclable pero con precaución.
Cerca de la cima tenemos vistas del pequeño embalse de la Laguna de las Yeguas, que pertenece al valle del río Dílar. También el gran conglomerado de líneas de cable y remontadores construidos en la ladera.
Una vez pasamos por el telesilla de la laguna que finaliza a los pies del pico Veleta, tan solo nos quedará por realizar las últimas dos curvas de herradura con unos metros finales imposibles para una bicicleta de carretera.
Asimismo, el último km. y medio tiene una media entre el 9 y el 10%, guinda final a este fabuloso pastel después de alrededor de 2700 m. de desnivel desde Granada.
Finalmente coronamos con orgullo y mucha alegría la vía asfaltada más alta de Europa a una altura que impresiona de 3398 m., única ascensión que nos faltaba para realizar las 20 carreteras asfaltadas más altas de Europa. ¡Objetivo cumplido!

No hay comentarios:

Publicar un comentario