COLL DE BOIX (por Alinyà)

El coll de Boix o coll de Llinars es un paso de montaña situado entre el Tossal de Cambrils y la sierra del Turp, uniendo las comarcas ilerdenses de l'Alt Urgell y el Solsonès.
El paso, incrustado en la falda de las denominadas muntanyes d'Alinyà, limita en la parte oriental con la sierra del Port de Comte, que se prolonga hasta el oeste mediante la sierra de Campelles. El paso, situado en una bonita zona de bosque prepirinaico, tiene un carácter salvaje y montaraz, con diferentes barrancos y ríos que nutren la cuenca del Segre. Al sur limita con la Serra Seca.
El puerto, desde el cruce de la C-14 siguiendo la C-401 tiene una longitud de 16,7 kms. al 4,3%, con un desnivel a remontar de 726 m. Se trata de un puerto tendido sin grandes rampas a considerar.

Fuente: Rocobike
El puerto sigue una orientación de oeste a este hasta desembocar en la localidad de Sant Llorenç de Morunys una vez pasado el coll de Jou. La altimetría empieza a partir del cruce comentado, dejando atrás el cruce a Fígols pasando por un generoso puente sobre el Segre.
Les dos primeros kms. y medio son muy favorables, con ligeros descensos y falsos llanos, con medias que van del 2 al 3%.
Dejamos a la derecha es desvío a Canelles y progresivamente va aumentando la pendiente hasta estabilizarse al finalizar el km. 4 muy cercano al 7%.
La vía (L-401) se estrecha bastante, pero la carretera se encuentra en perfecto estado y no suele ser un lugar muy transitado. 
A partir del km. 4,5 desciende algo la pendiente y se estabiliza en un ponderado 3-4%. Incluso hay un tramo prácticamente llano al pasar el desvío de la localidad de Perles.
Después del inicio al 0,5% aumenta la pendiente al 7%. Es quizá la parte más bonita del puerto, un enlazado de 5 túneles con grandes barrancos a la derecha.
Todos estos túneles no tienen iluminación, pero todos ellos tienen poca longitud y no hay demasiado problema de visibilidad.
Desde la fase final del paso podemos observar la impresionante dimensión del enlazado de túneles cortos esculpidos a pico y pala en la montaña rocosa.
La inercia en cuanto a pendiente, alrededor del 5-6%, tiene continuidad durante casi todo el trayecto que nos queda a coronar. En el km. 10, a unos 6,5 kms. para coronar pasamos por la localidad de Alinyà.
Pocos metros más adelante de nuevo dejamos a la derecha el desvío a la interesante escalada a la pequeña población de L'Alzina d'Alinyà, en una orientación hacia el noreste. En nuestro caso cambia la orientación después de una gran curva abierta hacia el suroeste.
Conforme ganamos altura tenemos espectaculares vistas del recorrido, como por ejemplo la primera imagen de esta entrada o la superior en la que se ven a lo lejos los túneles continuados.
Como hemos comentado, el final en muy homogéneo, con porcentajes siempre con un 5-6% de media y de nuevo por una zona donde disminuye la vegetación y es mucho más rocosa.
Poco antes de llegar al km. 14 nos da la sensación que llegamos al final del paso, y no es así. Coronamos el denominado coll del Bas y todavía nos quedarán apenas 3 kms. para coronar.
Después de un final del km. 15 con una rampa al 7% y un pequeño tramo cercano al 10%, a menos de 2 kms. para coronar, los porcentajes disminuyen lentamente hasta convertirse en casi un falso llano hasta coronar.
Realizamos una larga recta y finalizamos la escalada sin ningún cartel que nos lo indique, tan solo esta indicación de que estamos en las denominadas muntanyes d'Alinyà. Coronamos a una altura de 1257 m., a pocos metros de la localidad de Llinars, ya en la comarca del Solsonès.

No hay comentarios:

Publicar un comentario