FLÅMSDALSVEGEN (por Flåm)

La pintoresca localidad de Flåm se encuentra en el interior del fiordo Aurlandsfjord,  siendo un brazo del fiordo de Sognefjord. Asimismo, es la estación final del popular Ferrocarril de Flåm, un impresionante reclamo turístico que también es posible realizarlo en bicicleta de montaña y que explicaremos mediante esta entrada. 
El ferrocarril, denominado Flåmsbana,  se considera una de las atracciones turísticas más importantes y emocionantes de Noruega y el viaje en tren ofrece algunos de los paisajes más salvajes e impresionantes del país. En el viaje en tren de unos 20 kms. de largo que opera entre Myrdal y Flåm, puede ver ríos que atraviesan profundos barrancos, cascadas que caen a plomo por la ladera de montañas empinadas cubiertas de nieve y granjas de montaña que se aferran vertiginosamente a las laderas escarpadas.
El Ferrocarril de Flåm hace una parada fotográfica en la hermosa cascada de Kjosfossen. Los túneles serpenteantes que entran y salen de la montaña dan testimonio de la ingeniería más audaz y hábil en la historia del ferrocarril noruego y es realmente un espectáculo para la vista. La parada final del ferrocarril es el pequeño y pintoresco pueblo de Flåm, situado en el interior del fiordo Aurlandsfjord, un brazo del fiordo Sognefjord de 204 km de largo y hasta 1308 metros de profundidad.
El Camino de los Navvies, sendero entre Haugastøl y Flåm, utilizado por Rallarane, quien construyó el Ferrocarril de Bergen, es una de las más hermosas rutas en bicicleta que Noruega nos puede ofrecer. En este viaje, atraviesa una naturaleza asombrosa y espectacular, con colinas empinadas, majestuosas cascadas, impresionantes miradores y muchos lugares para detenerse a descansar. Al final del sendero en Flåm, tiene continuidad una pista asfaltada durante varios kms. paralela al recorrido del tren que acaba en la estación final de Myrdal. Al este de la población, se encuentra la que quizá sea la ruta más peligrosa que hallamos realizado: Snøvegen.
Al contrario de los puertos expuestos de nuestro viaje por tierras escandinavas, este recorrido final solo es posible realizarlo mediante bicicleta de montaña o gravel, con un recorrido final exigente. Es muy común hacer el recorrido de subida mediante el Flåmsbana, y retornar por el sendero hasta Flåm, es decir, todo el recorrido de descenso.
Desde Flåm, el recorrido es de unos 20 kms. de longitud con un desnivel a superar superior a los 1000 metros. Destacar su parte final, con infinidad de empinadas y cerradas curvas de herradura hasta llegar a la estación final de Myrdal.
La orientación de recorrido es de norte a sur, partiendo desde la desembocadura del río Flåmselvi hasta casi su nacimiento, a una altura cercana a los 867 metros. La vía por la que transitamos se denomina Flåmsdalsvegen. 
Después de bullicio de Flåm y pasada la vía E16, seguimos por una zona inicial de falso llano que forman parte del núcleo urbano de la población.
En las afueras del núcleo poblado, dejamos atrás la iglesia de Flåm, la  Flåm Kirke. La vía, aún asfaltada, es solo para uso de bicicletas y vecinos, está restringida al tráfico en general.
Al volverse el valle más cerrado y angosto, crece progresivamente el desnivel y se sitúa en un tramo irregular con rampas que oscilan entre el 4-8%. Al fondo la cascada denominada Rjoandefossen.
La vía se estrecha considerablemente y el paisaje se vuelve mucho más boscoso y salvaje. El valle es mucho más cerrado.
Separada la rampa al 7-8% seguimos por un tramo breve de falso llano. Entramos en un paisaje de ensueño con varias cascadas que nos caen del cielo. 
Desaparece el asfalto para transformarse en una pista de grava que se encuentra en buen estado para rodar. Es fácil encontrarse numerosos grupos de ciclistas, especialmente los que alquilan la bicicleta en Myrtal, la estación final, y hacen el vertiginoso pero bien acondicionado descenso.
Dejamos atrás el pequeño asentamiento de Dalsbotn para llegar al lugar extraordinario donde hace parada el tren y llega el camino, a la gran cascada de Høgabru.
A estas alturas de la escalada, aún con varios kms. hasta coronar, los porcentajes oscilan entre el 6-8%, en un trazado con una masa forestal cada vez más salvaje y hundida en el valle.
Después de varios kms. remontando el valle, cabe destacar su exigente final, y donde se acumula gran cantidad de desnivel del recorrido, como vemos en el espectacular enlazado de la imagen inferior.
Deberemos realizar un seguido de curvas de herradura vertiginosas con porcentajes superiores al 10%. Asimismo, el tren, remonta el desnivel por los túneles que se pueden observar a la izquierda de la imagen.
Superada la dificultad extrema del enlazado, llegamos donde acaba el recorrido en tren, a la estación final de Myrdal, a una altura de 866 metros de altura.
Desde la cima tenemos preciosas estampas del lago Reinungavatnet, así como de otros lagos glaciares más pequeños. Tanto el recorrido en tren -bastante caro- como en bicicleta, es uno de los reclamos turísticos más importantes de Noruega. La impresionante región de Flåm y Nærøyfjorden fueron fuente de inspiración para la película Frozen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario