PASSO DEL MORTIROLO/ PASSO DE LA FOPPA (por Grosio)

El passo del Mortirolo o passo de la Foppa es un puerto de montaña alpino que comunica la Alta Valtellina con la Alta Valmonica. Es un lugar de grandes contiendas bélicas en la Segunda Guerra Mundial entre partisanos y tropas alemanas, pero su máxima popularidad fue a través del mundo de la bicicleta, considerado hoy por varias vertientes como uno de los puertos más duros de Europa.
Su origen es de pista alternativa al puerto de Aprica, mucho más cómoda, pero lo que realmente puso su nombre como gran ascensión ciclista fue su dureza junto con el paso del Giro de Italia. Ese vuelco tuvo lugar en el lejano 1990, cuando se asfaltó su vertiente más septentrional, por Mazzo in Valtellina. Se ha ascendido en varias ocasiones, dejando para el recuerdo gestas como la del año 1994, cuando un emergente Marco Pantani se despegó en sus duras rampas de adversarios como Miguel Induráin, Eugeni Berzin y su amigo Claudio Chiappucci. En 2006, en la localidad de Piaz de l'Acqua se colocó una escultura póstuma dedicada a aquella gesta. 
Asimismo, el puerto cuenta con varias pendientes. Después de años atrás realizar la más popular, la comentada por Mazzo, este año tuvimos la suerte de escalar otras más suaves o incluso más duras, como la de Tovo di Sant'Agata, asfaltada en 2012. La más suave en cuanto a recorrido, pero con más desnivel es por Tirano, a través del Valico de Trivigno.
Fuente: cyclingcols
Asimismo, en esta entrada analizaremos la vertiente que se encuentra más al norte, por la localidad de Tiolo (Grosio). Es un puerto exigente, pero no tiene los guarismos de los las dos vertientes anteriores. Concretamente de la localidad citada, el puerto tiene una longitud de 13,8 kms. al 8,3%. 
Sin duda esta escalada queda mediatizada por la dificultad de las anteriores, sin embargo, analizando la altimetría, nos damos cuenta de que es un puerto duro y consistente. El desnivel total a superar es de 1140 m.
Partimos del enlace entre la via Stelvio una vez pasada la localidad de Grosio nos desviamos y pasamos por debajo del viaducto de la SS38. Seguiremos por una pista estrecha pero más ancha que en otras vertientes. Es la ascensión lógica, para llegar a Edolo y Aprica sin ir por el puerto de Aprica.
La orientación de la vía es descarada hacia el sur y como se puede apreciar, se encuentra en perfecto estado. Como las otras vertientes nos adentramos en zona boscosa en este caso paralelos al río Adda.
Después de una larga recta de 1,5 kms. realizamos varias curvas de herradura. Los porcentajes tienen una media alrededor del 7%, pero oscilan entre el 6-8% hasta el desvío de Grosio.
Pasado el km. 3 llegamos a una zona amplia de prado para el ganado. Los porcentajes aumentan y se consolidan entre el 8-10% con cotas máximas al 11-12%.
Después del desvío a Fontana, cerca del km. 4, tenemos un km. suave alrededor del 4%, pero es un espejismo en la escalada.
Esta zona abierta de prado nos ofrece impresionantes vistas del valle de Valtellina. En la loma de la ladera opuesta vemos la localidad de Supiani. Al norte, en la imagen inferior, vemos grandes cumbres alpinas.
A unos 8 kms. para coronar vuelve la pendiente con fuerza con algo más de un kms. cercano al 11% y máximas al 13%. Es una de las zonas más exigentes de esta vertiente.
La rampa tiene su punto culminante en la pequeña comuna de Pila-Lot-Vedait, donde se encuentra el albergue restaurante de Baita del Bufo.
La dureza tiene continuidad con un siguiente km. al 9,5%, pero desacelera algo hasta llegar a un nuevo cruce, en este caso el de Grosio/ Grosotto.
A 5 kms. para coronar transitaremos por el que es, sin duda, el tramo más duro de la escalada con un km. entre el 9-12% y máximas al 14-15%. Destaca la rampa pasando la chiesa di Pompei.
La dureza continua hasta el km. 7, al llegar a la aldea de Biorca, con una segunda rampa al 11% de algo menos de medio km. Pocos metros después llegamos al cruce de la vertiente por Mazzo.
Como vemos en la altimetría, la pendiente de los últimos 5 kms. es del 9,4%. Es la parte más suave de la vertiente por Mazzo di Valtellina, aunque la exigencia es alta.
A tres kms. para coronar, y con vestigios pintados en el asfalto del Giro 102, tenemos una rampa al 10% hasta que se une la vertiente de Tovo Sant'Agata, esta vez a 1,5 kms. para llegar a la cima.
Pasado el cruce aún nos quedará por superar una rampa al 15%, pero la dificultad irá menguando dando lugar a porcentajes más asequibles. 
A un km. para coronar dejamos a la izquierda el refugio Antonioli (1785 m.). Tan solo nos quedará realizar hasta coronar las últimas curvas de herradura (estas numeradas porque forman parte de la vertiente de Mazzo y son 6 tornantes hasta el alto).
Los porcentajes en este tramo final tienen una pendiente sobre el 9-8%. Realizada la última curva de herradura, la de la imagen, tan solo nos quedará pasar por la recta final.
En la cima se encuentra un pequeño museo en un contenedor de transporte para la interpretación del lugar (La Tormantissima), como también la roca de la imagen que nos indica la cima y la altura del gran puerto. Coronamos a 1852 m.

1 comentario: