COLLE FAUNIERA (por Pradleves)

Después de que años atrás ascendiéramos el impresionante colle Fauniera por el valle del Stura, concretamente desde la localidad de Demonte, uno de los muchos retos de este verano fue realizar un Tour de Force transalpino por los grandes puertos del Piemonte. En este sentido destacan puertos como el colle di Tenda, el colle dell'Agnello, el colle de la Lombarda, el colle di Sempeyre y como no, el duro colle Fauniera desde su vertiente por Pradleves.
El colle di Fauniera es un puerto alpino situado en los Alpes Cocios, y une el valle de Stura di Demonte a través del Vallone dell'Arma con el valle de Grana, famoso por el queso así como el Santuario de San Magno, en la provincia de Cuneo.
Entrando en el análisis de su vertiente este, aproximadamente a un km. para coronar se encuentra la cumbre del colle d'Esischie, donde es posible descender hasta el valle de Maira. El puerto también recibe el nombre de colle de la Morte debido a las sangrientas batallas que hubo en la zona en la guerra de sucesión. Asimismo, el alto es conocido por su gran dureza, pero también por la gran estatua dedicada a Marco Pantani que está situada en la cima en homenaje a la gran escalada y vuelco en la general consiguiendo el maillot rosa por delante de Laurent Jalabert.
Incomprensiblemente, el puerto solo se ha ascendido una vez en el Giro de Italia, en 1999, la comentada en el párrafo anterior. En 2001 formaba parte del recorrido, pero una huelga de ciclistas provocó que la etapa se desviase por el colle d'Esischie. Y es que los números de este coloso asustan. A una distancia 26,1 kms., hay que añadirle una media del 6,7% y un desnivel a superar de 1764 m.
Para realizar la escalada, en nuestro caso, partimos de la ciudad de Cuneo para buscar en una orientación hacia el oeste el valle de Grana. Desgraciadamente ascendimos bajo la amenaza de la lluvia y con bastante niebla, que milagrosamente pocos kms. antes de coronar desapareció.
Desde las enormes planicies del Piemonte partimos por la SP23 para pasar a la SP112 a partir de Pradleves para finalmente acabar la escalada por la estrecha y sinuosa SP333.
Remontando el valle, hasta la localidad de Monterosso Grana, los porcentajes son falsos llanos entre el 0-2%, pero a partir de la localidad citada la inclinación es más destacable. 
Tenemos un km. inicial con una media cercana al 5% que decae bastante para estabilizarse hasta Pradleves con porcentajes entre el 0-3%.
En este sector sinuoso paralelo al río transitamos por una vía en buen estado, ancha y sin apenas tráfico. Cabe tener en cuenta que las carreteras del Piemonte, la mayoría sin estaciones de esquí que las respalden junto con la poca inversión, suelen estar en bastante mal estado.
En ese sentido, comparándolo con su vertiente por Demonte, quizá por Pradleves sea una ascensión más dura aritméticamente hablando, pero dentro de la dureza extrema nos pareció algo menos exigente por el asfalto. También hay que tener en cuenta que la escalada que realizamos por Demonte años atrás la hicimos en plena hora de calor.
Como vemos en la altimetría, los porcentajes hasta la localidad de Campomolino tienen medias entre el 3-6%, en un recorrido montaraz paralelo al río en una inmensa masa forestal.
Sin embargo, cambia bastante el trazado al llegar a la pequeña aldea de Einaudi. Realizamos dos generosas curvas de herradura en una dura rampa al 10-11%. Es el lugar donde tiene su inicio la SP333.
Los próximos 2 kms. presentan un duro compromiso con medias entre el 8-10% y numerosas rampas bordeando el 15%. Aunque cuesta verlas, la escalada cuenta con pequeños carteles indicadores de altimetría y desnivel.
Los dos km. más exigentes de esta zona del puerto se encuentran en las inmediaciones de la pequeña comuna de Chioti, donde se unen 5 curvas de herradura en una media al 11% y las rampas máximas comentadas al 15%.
Por el camino pasamos por pequeñas capillas y monumentos sacros. Zona realmente espectacular en cuanto a la unión dureza y el tortuoso trazado.
Como si fuese una macabra procesión ciclista, en cuanto a dureza, la vía se estrecha bastante, pero salvo en algún caso en particular, el resto hasta coronar lo encontramos en buen estado.
Entre el km. 15 al 16, en la comuna de Chappi, desciende mínimamente la pendiente. Suficiente para coger algo de aire y afrontar un nuevo bloque de dos kms. aproximadamente al 10-11% de media y máximas entre el 12-14%.
Desgraciadamente nos acompañó en esta parte del puerto una espesa niebla, como se observa en las imágenes, que casi no nos permite ver el restaurante Regina delle Alpi y el santuario San Magno.
En una rampa alrededor del 10% dejamos a derecha e izquierda santuario y restaurante, para continuar decididamente hacia el oeste dejando atrás el aparcamiento del santuario así como el refugio Maraman. Dejamos el valle del Grana, que continúa hacia el norte mediante una curva de vaguada. 
Nuestra sensación, a menos de 10 kms. para coronar, era que tendríamos alguna rampa de tregua antes del desenlace final, pero todo lo contrario. Dureza estabilizada hasta coronar.
En un día gris y sombrío de pleno mes de julio nos sorprendió la gran cantidad de ciclistas que encontramos, la mayoría cediendo ante la dureza de este auténtico monstruo alpino.
Las medias hasta coronar no bajan del 7,5% y hay numerosas rampas alrededor del 10%. La pista hasta la cima, como hemos comentado varias veces, está en buen estado, pero perjudica la rugosidad del asfalto, donde cuesta bastante más deslizar la bicicleta respecto a la primera parte de la ascensión.
El paisaje dominante rodando por encima de los 2000 m. es de prado alpino apto para el pastoreo bovino junto a diferentes granjas y haciendas.
En nuestro caso, este sector se nos hizo realmente duro y no es para menos. La nula referencia visual nos supuso un handicap psicológico en toda regla. Las ganas de afrontar este gran reto finalmente fueron suficientes, pero hubo convulsos momentos durante la escalada.
A algo menos de 4 kms. para coronar, y después de realizar dos cerradas curvas de herradura pasamos por la hacienda Dove Osano. Es una zona realmente dura de algo más de un km. que tiene continuidad hasta el pequeño núcleo de población de Gias Fauniera.
El enlace hasta el refugio Fauniera sigue con una media del 10-11%, pero la cotas máximas tienden a disminuir. En cualquier caso la dureza y la fatiga es alta a estas alturas es alta.
Por arte de magia superamos la zona con niebla para disfrutar de los últimos tres kms. a partir del refugio. Regalo para los ojos en un final maravilloso después de 23 kms. de escalada. Al fondo el Rocca Negra (2500 m.)
Estupendo final donde la pista asfaltada supera el circo mediante varias curvas. Poco a poco el prado alpino se va transformando en un final rocoso de piedra caliza.
A partir del refugio desciende algo la media y se sitúa en el 7%, pero el último km., de nuevo, tiene una media del 10% con una rampa final matadora al 11-12%.
En la última horquilla antes de coronar dejamos a la derecha el desvío del colle d'Esischie, donde se une su vertiente también muy exigente de Marmora y el valle Maira. En el desvío se encuentra la placa de la imagen de la marcha cicloturista GF Fausto Coppi.
Última recta con la rampa comentada y con la impresionante estatua de Marco Pantani en la cima. Un final épico para una de las ascensiones más duras que nos hayamos encontrado.
Coronamos a la tremenda altura de 2481 m., estando en el selecto club de las ascensiones con pista asfaltada más altas de Europa, concretamente en el puesto 14 de nuestra lista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario